MANUEL ASPAS, directo de l'Asador de Aranda "Nos encontramos en una casa modernista hecha por el arquitecto Joan Rubió i Bellver. Se construyó a principio del siglo XX. La casa Roviralta viene porque se construyó para el doctor Roviralta. Él vivió poco tiempo aquí. Y 'la casa del frare blanc', viene porque se construyó en unos terrenos que pertenecieron a los dominicos y de ahí viene los terrenos, le llamaban los terrenos del frare blanc. Interiormente todo es muy ornamental, con sus vidrieras, todo es original de la casa. Bueno, pues ahora vamos a pasar a lo que es la sala principal de la casa, la cual, pues era el comedor familiar. Lo que es madera, eso es pintado a mano. Lo que se destaca bastante sobre todo es el trencadís que tiene toda la casa. Éste es un salón de estar en el cual es donde en realidad hacían vida, ¿no? Otro departamento de la casa serán las habitaciones que usaban de dormitorios. Ésta era la habitación principal. Esto en su momento entraban las caballerizas, o sea, esto era donde estaban los carromatos y demás, entonces este salón lo hemos decorado respetando todo lo que había en su momento, incluido hasta unas bodegas naturales. El primer día que vinimos aquí, pues bueno, te quedas asombrado. Y eso que la casa no estaba como está ahora. Tenemos muchísima gente que viene a visitarnos y sobre todo estudiantes de arquitectura y bueno, por supuesto que está libre de paso para cualquier persona que quiera visitar la casa."

La casa Roviralta, també coneguda com el frare blanc, és una obra modernista de l’arquitecte Joan Rubió i Bellvé. El blanc de la façana contrasta amb els colors que n’il·luminen l’interior gràcies a les enormes vidrieres. Actualment està ocupada per un restaurant, però tot i així hi permeten l’entrada als curiosos.