NORA LÓPEZ, pintora "Trabajo en la Casa de la Espiral, un taller de dibujo, pintura y joyería y tienda en Gracia y mi especialidad es la pintura, pero hago una investigación hace unos 10 años, un poco más, acerca de la pintura con vino. Hay poco color, varia des de los grises, azules, violáceos, teja, rojo, rubí, todos estos colores que tiene el vino naturalmente. Organizarlos, catalogarlos por color y luego aplicarlos al lienzo. Se me cayó una copa de vino en el lienzo donde yo estaba pintando, moví el lienzo y cayó la copa. Me encantó el color, vi como se iba oxigenando, como se iba transformando y a partir de ahí empezó una investigación que me hizo dejar el óleo. Me encantaba que fuera algo orgánico, pero el desafío era que eso orgánico se mantuviera como una pintura, como un óleo, ¿no? Me propuse hacer los marcos con las duelas de las barricas, continua la crianza entre el roble y el vino, pero de una manera visual."

L’olfacte, el gust, la vista, el tacte entren en joc per pintar amb vi. La Nora fa 10 anys que va decidir deixar la pintura a l’oli per investigar les possibilitats del vi. Es pot utilitzar el líquid directament de l’ampolla, segons la denominació d’origen o l’anyada, pot variar-ne el color i els sediments hi aporten diferents textures. Una pintura orgànica amb la qual l’artista ha aconseguit 13 tonalitats diferents.