Gerard Piqué surt al pas. Dia previ de clàssic, decideix trencar el silenci. Les seves últimes paraules públiques van ser sobre la gespa de Lisboa. Dos mesos i mig després parla a ‘La Vanguardia’ i no deixa indiferent ningú.

 “Es una barbaridad que el club se haya gastado dinero en criticarnos”

El central català parla del Barçagate, del Cas Messi, de la moció de censura, de la seva relació amb Bartomeu i del vestidor del primer equip. Del Barçagate, assegura

 “La persona encargada de contratar esos servicios todavía está trabajando en el club y eso es muy doloroso”

I és a partir del Barçagate, que Piqué explica que la seva relació amb Bartomeu s’ha vist tocada

“Mi relación con el presidente puede ser cordial pero hay cosas que quedan”

 “Si los jugadores en algún momento  hemos tenido el poder es  porque otras personas no han querido ejercerlo”.

Piqué també parla clar de la temporada passada, de la desfeta del 2 a 8 i del canvi d’entrenador. El 3 blaugrana explica l’adeu de Valverde

 “No sabremos nunca qué habría pasado, pero a mí, tras ganar dos Ligas y siendo líderes, echar al entrenador a mitad de temporada, como proyecto, no me parece coherente. No lo vi lógico”.

El final de la temporada passada va estar a punt d’acabar amb l’adeu de Messi. Piqué considera que no s’ha tractat bé l’argentí

“¿Cómo puede ser que el mejor jugador de la historia, que hemos tenido la santa suerte de disfrutar, se levante un día y envíe un burofax porque siente que no le están escuchando? Todo es demasiado chocante. ¿Qué está pasando? Leo se lo merece todo. El estadio nuevo debe llevar su nombre y luego el del patrocinador”.

Piqué també parla de la moció de censura i destaca que el club està viu després d’aconseguir 20 mil signatures, assegura també que anirà a votar, tot i que no revela el seu vot. Un Piqué sense pèls a la llengua i amb ganes de parlar el dia abans del clàssic, respecte al qual afirma que se sent moderadament optimista.