CLARA CUESTA. Contra el miedo

“Vine a Barcelona para curarme.”